¡Bienvenidos a Hysteria; One Piece. El mejor foro de rol en el que podrás forjar tu propia leyenda en los 7 mares del universo creado por Eiichiro Oda. Elige tu camino, en el que podrás ser parte del mundo pirata, convertirte en un héroe de la Marina, cambiar el mundo con la revolución, alistarte en las filas del Gobierno o escoger una vida de cazador en la que podrás hacer todo lo que quieras. La libertad está solo a un paso y tu puedes escoger el modo de conseguirla. ¿Como serás en Hysteria; One Piece?
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 18 el Mar Sep 01, 2015 11:56 pm.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» PokemonPets online invitacion
Mar Nov 03, 2015 2:58 pm por mariongox123

» Sakura Feudal [Aviso]
Mar Oct 27, 2015 3:17 am por Invitado

» ▬ KI NO JIKAN [BORRADO DE BOTON -REAPERTURA ELITE]
Mar Oct 20, 2015 3:06 pm por Invitado

» ESTO HA MUERTO?
Mar Oct 20, 2015 2:21 am por Yuuko Rox. Hadward

» Rox. Hadward [ID]
Lun Oct 19, 2015 5:02 am por Yuuko Rox. Hadward

» [Trama - Banderas Negras en Wysteria] Emme [D] Vs. NPC Teniente Howard [C]
Lun Oct 05, 2015 6:16 pm por Narrador

» [Trama - Banderas Negras en Wysteria] Starbak Rivier [E] Vs. NPC Jalussin Baku [D]
Dom Oct 04, 2015 9:49 am por Narrador

» [Trama - Banderas Negras en Wysteria] Ghost Leather [D] Vs Rastall D. Raider [D]
Sáb Oct 03, 2015 9:55 pm por Ghost Leather

» [Mini-Trama] Dirty work
Sáb Oct 03, 2015 6:07 pm por Narrador


Afiliados Hermanos

Afiliados Elite



Este skin fue realizado en conjunto por Stroke Sigma y Miss Pond para SERENDIPITY. La ambientación, guías, y demás información del foro es propiedad de la administración. Las fichas creadas por los usuarios pertenecen tan sólo a sus creadores. No plagies, es de mal gusto. Si necesitas cualquier código ponte en contacto con la administración o con los creadores del propio CSS. Agradecimientos a Astur por las imágenes. Unas impresionantes creaciones que merecen un verdadero premio.

El encuentro de Al y Starbak

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El encuentro de Al y Starbak

Mensaje por Starbak Rivier el Mar Sep 01, 2015 11:11 pm

Después de una de las misiones más importantes que tuve dentro de los revolucionarios, me dispuse a dirigirme hacia la Isla Wysteria. Llegé de milagro en un barco que llevaba ganado hacia la isla. Tuve que colarme en el ya que perdí todo mi dinero por culpa de un ladrón que me quito el dinero. Cuando atraqué, me dispuse a ir a un lugar para relajarme. Fue ahí cuando vi un cartel enorme de neón en el que ponía: Hottororīta. Yo, como un gran intelectual en todos los campos, deduje que lo que tenía delante de mis ojos era una casa de citas. Cansado y con ganas de fiesta, me dispuse a entrar dentro cuando vi que no había nadie a mi alrededor. Cuando entre, observe gran variedad de mujeres vestidas de forma provocativa para ganar más clientes. Entré con paso calmado y me fui directo a la barra del bar, puesto que era la primera vez que visitaba un lugar como ese. Sentándome en el primer taburete que vi, me di cuenta que a mi lado se encontraba un joven rubio que bebía de un vaso lleno de whisky con hielo.
- Esta es la primera vez que vengo a un sitio como este. Aunque a decir verdad, no estoy nada nervioso ¿y tu? - mirandome el me dijo...
Nivel : E



Ficha de Datos Rápidos
Barra de Experiencia:
31/100  (31/100)
Akuma No Mi: Ver perfil de usuario http://hysteria-onepiece.foroespana.com/t109-ficha-de-starbak-ri

Volver arriba Ir abajo

Re: El encuentro de Al y Starbak

Mensaje por Alastor Phenex el Mar Sep 01, 2015 11:52 pm

Isla Wysteria, uno de los lugares que nadie tiene ni puta idea acerca de ellos. Al menos ese era el caso de Al, el joven novato de la Revolución. Aquella isla fuera del alcance de su conocimiento le atraía mucho, le era de gran interés. Fue entonces cuando un giro de su suerte hizo que le llagara a sus manos una carta de un miembro revolucionario como él acerca de un local nuevo y sospechoso al que debían ir a investigar. Que raro, pensó el rubio. ¿Desde cuando los revolucionarios se encargaban de investigar locales peculiarmente misteriosos? En fin, sin más dilación pasó a aquella isla a investigar sobre los acontecimientos que se dieran en el local en cuestión.

La ciudad no era nada del otro mundo. Casas de hogar típicas y de un color oscuro, mercados de personas corrientes y molientes que intentaban ganarse el pan de cada día y unas cuantas tabernas esparcidas estrategicamente para que, en el momento en que se cansaran de beber en una, salieran y se encontraran cara a cara con otra, pasando a beber de nuevo y luego repartiéndose el dinero entre los dueños de los locales. Esa era la verdadera magia de las buenas ciudades, envenenamiento programado y monetizado.

Llegó entonces al lugar clave de esta historia. Las luces de neón le cegaron por un momento por su gran majestuosidad. Cuando aclaró su mirada lo vio todo claro y reluciente, como la clava de un guiri -Hottororīta- ese nombre japonés quería decir exactamente "Lolitas Calientes". La cara del rubio parecía un cuadro de Picasso cuando lo vio, sin embargo, cuando se fue a dar la vuelta, una oleada de cuatro o cinco personas babosas y salidas le empujaron al interior. Se repartieron correctamente para que ninguno acoplara demasiada vista hacia "su mujer". Aclarando su voz se acercó a la barra y pidió un whisky con hielo, segundos antes de que uno de esos enfermos llegara y se sentara a su lado -Pues... pues... sí es mi primera vez pero, ¿qué sitio es este, exactamente?- esa pregunta no parecía seria. Al local no le cabían más luces de neón para dejarlo claro. Era un local de señoritas de compañía. Por decirlo amablemente.
Nivel : D



Ficha de Datos Rápidos
Barra de Experiencia:
11/200  (11/200)
Akuma No Mi: Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El encuentro de Al y Starbak

Mensaje por Starbak Rivier el Miér Sep 02, 2015 12:14 am

Aquel muchacho de cabellos dorados se le notaba una confusión en su rostro que le hacía parecer un niño perdido en un mercadillo abarrotado de gente. Con una expresión fraternal en mi rostro, le di un golpe amistoso en la espalda de modo de tranquilizante. Tras el suceso ambos nos presentamos. Pasé un rato mirando el lugar, puesto que al entrar cegado por las luces de neón y la mujeres provocativas no me puse a analizar el lugar.

El lugar estaba impregnado de humo proveniente de los cigarros de los clientes. El lugar estaba poco iluminado, lo que le daba un toque de lugar prohibido que pegaba mucho con el ambiente del lugar. La decoración de las paredes estaba sobretodo compuesta por cuadros de mujeres semidesnudas y con posiciones eróticas.

Una voz me despertó de mi analisis del lugar. La camarera, una mujer rubia, alta y con unos provinentes pechos me preguntó: ¿Qué quieres para beber guapo? - con una mirada seductora. - Lo mismo que el melenas de al lado - a la vez que le miraba y le mandaba un guiño amistoso.

Después de un rato bebiendo y que el sabor del whisky recorriera mi garganta, me di la vuelta en el taburete y me dispuse a elegir a mi rollo de una noche, rogando a los dioses poder hacer un buen simpa y no salir mal herido. En ese momento Al me dio un golpe en el hombro, me giré, y me dijo...
Nivel : E



Ficha de Datos Rápidos
Barra de Experiencia:
31/100  (31/100)
Akuma No Mi: Ver perfil de usuario http://hysteria-onepiece.foroespana.com/t109-ficha-de-starbak-ri

Volver arriba Ir abajo

Re: El encuentro de Al y Starbak

Mensaje por Alastor Phenex el Miér Sep 02, 2015 1:12 am

Los gestos tranquilizadores que realizaba el hombre de al lado le relajaron bastante, aunque aún no sabía que iba a pasar, era lo malo de no haber tenido mucho contacto con ninguna mujer -¡Que salgan las damiselas!- anunció un hombre canoso desde un lado de la taberna de citas. Las puertas se abrieron y comenzaron a salir mujeres de todo tipo. Mujeres delgadas y rellenitas. Mujeres altas y bajas. Mujeres con rasgos orientales, de colores oscuros como el café y de diferentes colores. Aquello era como elegir la comida del día o un mueble para tu hogar, había tanta variedad y gustaban tantas que posiblemente se hubiera quedado toda la noche. Maldita sea. La cortina de humo no impedía que las mujeres se mostraran como eran, hermosas. Algunas no tanto, obviamente. Otras que estarían contratadas por pena o por fetichismos extravagantes, parecían sacadas de la facción malvada de una novela de la Edad Media. Esas fueron rápidamente descartadas por el radar de Alastor -Not today, nena- le dijo a una de esta clase de monstruos cuando se le acercó coqueteando por la espalda. El chico de cabellos negros, de nombre parecido a una marca conocida de café, parecía igual de interesado que el resto de hombres de allí. El único que parecía una marica loca era el rubio. Se dio la vuelta y continuó bebiendo, cansado al ver que aquella carta que le llegó parecía más una trolleada de algún imbécil salido o de algún revolucionario juerguista. Le dio varios tragos e intentó pedir una nueva copa de algo más fuerte, pero el tabernero estaba sumido también en la música de ambiente y en los pechos de las mujeres que bailaban detrás de la espalda de Phenex. El rubio se metió un par de hielos pequeños en la boca y los masticó hasta destruirlos -¿Qué? ¿Te gusta alguna, chaval?- murmuró en tono cordial mientras giraba en el fondo de su vaso el único trozo de hielo que le quedaba.
Nivel : D



Ficha de Datos Rápidos
Barra de Experiencia:
11/200  (11/200)
Akuma No Mi: Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El encuentro de Al y Starbak

Mensaje por Starbak Rivier el Vie Sep 04, 2015 11:21 am

Tras el largo desfile de mujeres de todos los tipos, me di cuenta que el chaval de al lado no estaba dispuesto a seguirme la fiesta. Vaya tío más coñazo he encontrado para divertirme - Pensé en mis adentros con cara de pocos amigos. Si el no quiere pasarlo bien, lo haré yo

En ese instante, fijé los ojos en una mujer delgada, de piel color café, de pechos diminutos pero era la chica más guapa que había visto en mi vida. Me acerqué a ella con intenciones lujuriosas. Ella, audázmente, vio mis intenciones y me llevó a una habitación.

Pasaremos un buen rato machote dijo mientras se desvestía en la cama. Antes, cuando estaba en el bar, el nerviosismo era algo que ni si quiera se me pasó en la cabeza. Abrí la ventana, y saqué la cabeza para relajarme un poco. Me pareció extraño que la ventana estuviera tan cerca de la cama, pero no le dí importancia. 

Cuando estaba dispuesto delante de la cama y apunto de desnudarme, un temblor agitó toda la habitación. La mala suerte mía hizo que la mujer que estaba en la cama, saliese disparada por la ventana debido al gran temblor. Mi cara era como la de un inexperto pintor mirando un Picasso. No sabía que hacer, si mirar por la ventana para saber como quedó la chica, si irme. Estaba indeciso. Para rematar la situación, de detrás de la puerta escuche la voz de Al diciendo: ¿Starbak, estas bién? ¿Has sentido ese temblor?  
Nivel : E



Ficha de Datos Rápidos
Barra de Experiencia:
31/100  (31/100)
Akuma No Mi: Ver perfil de usuario http://hysteria-onepiece.foroespana.com/t109-ficha-de-starbak-ri

Volver arriba Ir abajo

Re: El encuentro de Al y Starbak

Mensaje por Alastor Phenex el Dom Sep 06, 2015 1:03 pm

Fuera del local - Ciudad de Wysteria

El mar se había empezado a llenar de barcos de múltiples formas y tamaños, formando un frente por el que no podía escapar ni siquiera el ser más rápido de allí, sin al menos toparse con uno de los bucaneros que conducían o que viajaban en las naves. Cantidades ingentes de banderas negras ondeaban sobre los barcos, dejando claro que aquellos seres no venían en son de paz y que lo más probable es que destruyeran la ciudad con tal de conseguir sus objetivos. La gente que vivía en la ciudad comenzó a huir a sus casas. Pobres ilusos. Ya no había escapatoria.

Los primeros atrevidos comenzaron a bajar de los barcos y a acercarse con sus botes más ligeros. A uno de ellos no le hacía falta bote alguno. Era un gigante. Cuando cayó al suelo generó una onda de temblor que movió a toda la ciudad, llegando también al pub de las lolitas calientes. El gigante junto a unos pocos más llegaron hasta la puerta de aquel local, movidos por sus fascinantes luces de neón. Babeantes y bobos babuinos que no sabían que hacer con sus vidas cuando se topaban con una mujer. No les dio tiempo a entrar, alguien les esperaba en la puerta con un semblante serio...

Interior del Lolitas Calientes

El joven rubio no sabía como podía divertirse tanto la gente con las mujeres de compañía que estaban allí. Pero no le preocupaba. Para él era una taberna con mejor ambiente que el que solía haber en los bares. Humo amontonado como nubes asfixiantes, olor a alcohol que tan solo entrar te emborrachaba, imbéciles beodos luchando para ver quien era el mejor. Infinitamente mejor este local. Aquí al menos veías cuerpazos de infarto. Bueno... uno de cada tres. Pero era mejor que un gordo y sudoroso carpintero, o algo así. Aunque también los había, los que no habían entrado a las habitaciones privadas, como había hecho el chico que anteriormente había estado hablando con él. Se había quedado bebiendo solo, con un par de mujeres, una rubia y una pelirroja, que le besaban el cuello entre trago y trago. Era agradable.

De pronto un temblor sacudió la taberna de las Lolitas Calientes, haciendo que muchos de los... ¿cómo decirlo? ¿Consumidores? Sí, consumidores... bueno, que muchos de los consumidores salieran de las habitaciones privadas para ver que había pasado. No había sido un terremoto, pues había sido demasiado corto, pero algo malo si se acercaba. Sus instintos de comprobar si todos estaban bien le llevó de una habitación a otra preguntando por el bienestar de los personajes que hubieran dentro del lugar. Incluso fue a preguntar a Starbak, quien al parecer estaba solo y en shock. Pensaba que se había metido con una mujer -¿Y tu... compañera?- mencionó confuso, mientras negaba con la cabeza -Da igual eso, voy a ver que ha pasado, averigua si todas las señoritas están en condiciones- dijo antes de salir corriendo fuera de la taberna, topándose con un grupo de cinco piratas y el gigante que había causado el temblor. Su gesto de temor y confusión se cambió por uno en el que demostraba su ira. Sus ojos se volvieron más dorados que de costumbre y sus brazos se pusieron en posición de combate. Su vista se posó en el mar, no podían huir, estaban rodeados. Antes de alertar a la población debía limpiar aquel sitio, y eso haría, con la ayuda de Starbak o solo. Estaba listo para el combate.
Nivel : D



Ficha de Datos Rápidos
Barra de Experiencia:
11/200  (11/200)
Akuma No Mi: Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El encuentro de Al y Starbak

Mensaje por Starbak Rivier el Dom Sep 06, 2015 2:53 pm

El gran shock que sufrí por la perdida de mi amada mujer de una noche se perdió al escuchar una gran voz grave que provenía de la ventana. Así que este es el puti del que todo el mundo me ha hablado. Pues habrá que entrar , fueron la palabras del gigante que había en la puerta.En ese instante entro mi compañero Al y me encomendó la tarea de ayudar a las mujeres, pero yo sabía que había un peligro mayor.

Como no tenía tiempo que perder, salté por la ventana y me encontré a Al en la puerta, cortando el paso a un gigante y cinco piratas. Mirando un poco a la derecha, encontré el cuerpo muerto de la prostituta bañada en un gran charco de sangre que provenía de su cabeza.

-Renacuajos, dejadnos entrar, llevamos 20 días sin tocar mujer y las necesitamos ya. Aunque no puedo asegurar que no salgan ilesas. - dijo mientras se reía acompañado de sus cinco secuaces. Las sucias palabras que salieron de su boca me hicieron enfadar bastante.

-Ja, si creeis que podeis hacer lo que os de la gana tendreís que derrotarnos primero (A decir verdad, yo quería hacer un simpa, pero eso ellos nunca lo sabrán.) pensé yo. Al, yo me encargo de los cinco piratas, tu encargate del grandote.

En ese instante, salí corriendo por la ciudad para no acabar de destruir el puticlub. Esos cinco rufianes me siguieron por las callejuelas hasta terminar en una plaza totalmente desierta. Cuando llegé me paré en seco y me di la vuelta, pudiendo ver la cara de cansancio de esos piratas. ¿Así que ya estais cansados no? No os preocupeis, descansareis todo el tiempo del mundo en el infierno.

Esas palabras mías, consiguieron asustarles, pero no les di la oportunidad de escapar. Cogí la lanza que tenía en mi espalda y cargé hacia ellos. El primero fue el más facil de todos. No se esperaba mi ataque y la lanza consiguió atravesarle el estomago. Separé el cuerpo muerto de la lanza y proseguí a defenderme del los ataques verticales de dos de los piratas gracias con mi escudo. Necesitareis más para vencerme expresé a la vez que corte sus cabezas con mi lanza. Alguno se podría sorprender de lo afilado que esta su punta, pero al ser un herrero, no puedo dejar en evidencia mi trabajo y las armas que porto tienen que ser las mejores.

Debido a mi monólogo interno, el cuarto pirata consiguió lanzarme por los aires mi arma principal. Con una sonrisa triunfadora, desefundé mi segunda arma, una claymore, y su rostro cambió antes de que lo partiera por la mitad  con mi arma. Buscando a mi última presa, observé que escapaba. Como mi lanza no quedo muy lejos (usar mi segunda arma fue un paripé más que otra cosa), la cogí, retrocedí mi brazo derecho, y la lance a una distancia de 5 metros dando en el objetivo. El arma dió en el pecho, justo en su corazón, y el cuerpo quedó clavado sobre la lanza con ella boca arriba.

Fuí hacia la dirección de la lanza, la agarré y me fui corriendo hacia el puticlub, esperando que mi compañero siguiera ahí para así poderle ayudar.
Nivel : E



Ficha de Datos Rápidos
Barra de Experiencia:
31/100  (31/100)
Akuma No Mi: Ver perfil de usuario http://hysteria-onepiece.foroespana.com/t109-ficha-de-starbak-ri

Volver arriba Ir abajo

Re: El encuentro de Al y Starbak

Mensaje por Alastor Phenex el Dom Sep 06, 2015 3:36 pm

El cuerpo en tensión absoluta del joven rubio mantenía a raya a los desesperados piratas que intentaban entrar para sentir a una mujer después de tanto tiempo -¿veinte días, enserio? Pobrecillos. De pronto el sonido irregular de los cristales al romperse y caer hizo su aparición, presentando a un alterado Starbak que iba hacia la zona. Tras un breve periodo de charla en el que el pelinegro buscaba espantar a los piratas, este salió corriendo hacia un lugar alejado y desierto, seguramente, para acabar con la amenaza que suponían aquellas personas. Sin embargo el gigante no se lo iba a poner nada fácil -¿dónde vas pulguita?- preguntó sarcástico lanzando su mano para agarrar al luchador y aplastarlo con su gran fuerza. Una sombra amarillenta salió disparada hacia el puño del enemigo -Huòhài xīniú- el puño del revolucionario golpeó contra el del guerrero titánico e impidió que se acercara más a Starbak, permitiéndole que se llevara a los cinco consigo.

Mientras se quejaba por el doloroso golpe que había recibido en su mano, el gigante centró su mirada en su palma, que tenía una diminuta marca roja en el parte opuesta, donde convergían muchas de las venas de la mano. Entre tanto, el rubio comenzó a escalar el club de las mujeres de compañía y se quedó cómodamente observando a su rival, como intentaba recuperar toda su movilidad -Eso con un poco de reposo y agua caliente se te irá, no te preocupes- anunció con una sonrisa que forzó para molestar al tío. El gigante centró esta vez la mirada en el rubio que había pasado desapercibido porque no parecía ser muy fuerte. Las apariencias engañan. Se puso en pie frente la taberna y Alastor comprobó que el tejado quedaba por la zona del abdomen del personaje -Te haré papilla, a ti y a las putas del local- una zarpa fortísima cargó verticalmente contra el rubio que, antes de que llegara a acercarse en exceso ya se había lanzado contra su abdomen con la palma cargada -Yǎn shǔ chǔfá- y el golpe hizo que el cuerpo del hombre de grandes proporciones se desequilibrara y comenzara a caer hacia atrás. Alastor cayó al suelo y rodó un par de metros hasta reducir todo el dolor de la caída. Al final, su enemigo se estampó contra una gran catedral y se desnucó con la torre puntiaguda que resguardaba una gran campana de acero, cayendo al suelo y destruyendo gran parte del edificio. Al escaló las ruinas y se quedó a su lado para comprobar su estado de salud -Mi padre me dijo que a las prostitutas se les ha de llamar siempre "señoras" o "señoritas". La vida de estas mujeres ya es suficientemente dura y se les ha de tratar con algo de respeto- y sin decir más comenzó a bajar y volvió a la puerta del Lolitas Calientes, esperando a que el chico volviera para enfrentarse a él. Si estaba aún vivo es que valía la pena como luchador y tenía que ponerle a prueba.
Spoiler:

Yǎn shǔ chǔfá (Castigo del topo)
El usuario salta frente al objetivo y le golpea con la palma en el resto, produciendo un dolor medio en la zona afectada y una molestia en el resto de la cara. Además el golpe es tan fuerte que es capaz de lanzar el cuerpo enemigo al suelo con violencia. 1 uso por 3 de reposo. Nivel E.

Huòhài xīniú (Azote del rinoceronte)
El usuario golpea con el puño cerrado en cualquier parte del cuerpo enemigo generando un potente choque en el cuerpo del objetivo, pudiendo enviarlo lejos por el impacto. Los daños son medios en la zona afectada y leves en el resto del cuerpo, causando como una molestia. 1 uso por 3 de reposo. Nivel E.
Nivel : D



Ficha de Datos Rápidos
Barra de Experiencia:
11/200  (11/200)
Akuma No Mi: Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El encuentro de Al y Starbak

Mensaje por Starbak Rivier el Dom Sep 06, 2015 5:52 pm

Dirigiendome hacia lolitas calientes, iba pensando lo poco satisfactoria que fue la pelea contra esos cinco individuos. Espero que el rubito no haya podido contra el gigante y pueda entretenerme un poco más. , anelaba hacia mis adentros.

La mayor de las ilusiones llegó cuando, antes de llegar a la entrada, se podía ver el cuerpo tendido del gigante. Cuando me acerqué más, vi como el gigante estaba muerto encima de una catedral. MIERDAAAAAAAAAAAAA¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ grité a todo pulmón. Mis ansias de sangre no habían sido saciadas, y necesitaba un gran adversario. Por ello entré corriendo hacia el puticlub esperando encontrarme con él.

Derribando la puerta, le vi. HASIRAAAAAAA..... digo AAAAAAAAAAAAAAL, pelea contra mi ahora, contra "El más capo" . Estaba desatado, pero me daba igual. Ver al gigante muerto me dieron ganas de pelear contra el muchacho. Entonces, me abalancé contra el con mi laza en una estocada frontal mientras me cubría con el escudo, sabiendo que este individuo podría vencerme muy fácilmente. 

Antes de ir hacia él, escuché un murmullo de alguién. No podría asegurar que era de él o de otra persona. Me daba igual, lo importante era que la batalla había comenzado.
Nivel : E



Ficha de Datos Rápidos
Barra de Experiencia:
31/100  (31/100)
Akuma No Mi: Ver perfil de usuario http://hysteria-onepiece.foroespana.com/t109-ficha-de-starbak-ri

Volver arriba Ir abajo

Re: El encuentro de Al y Starbak

Mensaje por Alastor Phenex el Dom Sep 06, 2015 6:36 pm

El joven rubio comenzó a estirar sus músculos después de su "gran esfuerzo" contra los contrincantes que querían destruir la tranquilidad del local Lolitas Calientes, aunque sabía que aún no había acabado todo. Los barcos de los alrededores de la ciudad estaban a la espera de algo. Iban a provocar una masacre por algo que ellos querían, Al no lo sabía aún pero en cuestión de unas horas debería defender la ciudad en contra de aquellos que intentaban atacarla. Apaciblemente entró de nuevo en el local. La gente había cortado completamente el rollo y estaban sentados y comprobando que nadie había sufrido daño alguno por el temblor -excepto cierta mujer que Starbak conocía. Al se puso en el centro de la taberna de señoritas de compañía, de pie, esperando que su compañero revolucionario llegara para ayudar allí en lo que pudieran o para irse de una vez de aquel lugar, a ver si podían huir antes de que aquel lugar se viera envuelto en un ataque pirata.

De pronto un grito hizo que el rubio se girase confuso hacia la puerta, viendo como una sombra arrasadora iba atravesando el lugar hasta llegar hasta él, con la lanza hacia adelante -¿Qué haces puto loco?- preguntó anonadado echándose hacia un lado y desviándole la lanza para que se clavara en la barra que había atrás. Se quedó al frente de él durante unos segundos -¿"El más capo"? Pero, ¿quién te crees, Al Capone?- murmuró extrañado. Pero su miraba declaraba que tenía ganas de probar a Phenex y no era un mal lugar para combatir, aunque estaba claro que debía echar de allí a la gente. Tras dar cuatro gritos para que salieran de allí, se puso en pose de combate -¡Bien, vamos a ver de que madera estás hecho!- dijo lanzándose contra él con un puñetazo simple, dirigido hacia su rostro. Estaba claro que no lo quería dañar de gran manera pero si era necesario tumbarlo, lo haría. Aunque no lo había visto luchar, su apariencia física dejaba claro que estaba hecho de otra fibra más dura que la de Al, y eso le hacía vibrar de emoción.
Nivel : D



Ficha de Datos Rápidos
Barra de Experiencia:
11/200  (11/200)
Akuma No Mi: Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El encuentro de Al y Starbak

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.